Simón Gershanik

Cuando recapitulamos la vida de un gran hombre. Es inevitable buscar en el recuerdo, en la imagen que nos hemos hecho de él a los largo de los momentos que hemos compartido o incluso de un sentimiento muy profundo de desconocida procedencia, tal vez del corazón, del subconsciente…¿Quién sabe? Pero es un hecho que ese sentimiento está allí…inmóvil…

El día 21 de abril de 2008 el Dr. Simón Gershanik, dejo nuestro mundo para viajar hacia la luz de lo desconocido, donde poder volver a “ser”. CERESIS no sólo quiere conmemorar su persona sino darle las gracias. Fue cofundador del Centro Regional de Sismologia para América del Sur y presidente del mismo. Fue elegido presidente del Consejo Directivo de CERESIS para ejercer en el periodo 1975-1977. Premio de la academia Nacional de Ingeniería 2004.

Nació el 1o de agosto de 1907 en Basavilbaso, en La Plata. Egresó en 1933 de la Universidad Nacional de La Plata como Ingeniero Civil y se perfecciono en Alemania.

Ha sido autor de un Tratado sobre Sismologia, en español, un volumen de 826 páginas que se mantiene en vigencia; de 44 trabajos científicos originales de carácter teórico sobre temas de Simologia en Ingeniería Sismo -resistente, publicados en revistas especializadas internacionales y de valiosos textos.

Entre los merecidos y numerosos premios y distinciones, en 1994 la Academia Nacional de Ingeniería de la Argentina le otorgó su máxima distinción. Profesor Emérito de la Universidad de La Plata, los premios Ciencias Astronómicas y Físicas, Konex en Ciencias de la Tierra y CERESIS en Sismología; ademas de las obtenidas en las Academias de Ciencias y de la Ingeniería y en la Unión Geodésica y Geofísica Internacional. Fue Nombrado ciudadano ilustre de La Plata en el año 2007.

El Dr. Gershanik ha sido un ejemplo de hombre de bien, con una devoción especial hacia su familia, su profesión y su patria.

...que renazcas en una nueva vida donde todo lo que hubieras querido cambiar pueda ser, donde todo lo que hubieras querido decir lo expreses y sobre todo que puedas volver a amar y ser amado...